Practicar el minimalismo para la felicidad

Practicar el minimalismo para la felicidad

¿Compra y acumula cosas que no necesita? ¿Se siente esclavo de las cuentas? ¿En su vida tienen más valor las cosas que las experiencias?

Si estas interrogantes le son familiares posiblemente usted se beneficiaría al conocer más sobre el minimalismo, un estilo de vida promovido por los norteamericanos Joshua Fields y Ryan Nicodemus. Su travesía hoy está registrada en el documental de Netflix llamado “Minimalism” (Minimalismo).

Impartiendo charlas en distintas ciudades del mundo han querido transmitir lo que primero a ellos les cambió la vida: cómo vivir con menos los hacía más felices.

Eso cuando decidieron ser minimalistas y tratar consciente e intencionadamente de vivir solo con lo que realmente necesitaban.

Muchos seguidores de esta corriente han llamado a la audiencia a probar algunos “ejercicios minimalistas”.

La publicista Courtney Carver creó una campaña en redes sociales llamada “Proyecto 333” que retó a sus seguidores a usar solo 33 prendas (incluyendo ropa, accesorios, carteras y zapatos) durante tres meses. Cuando ella lo hizo, nadie de su entorno lo notó, ni sus clientes ni sus colegas, y muchas mujeres la siguieron con los mismos resultados. Ese experimento dejó en evidencia el innecesario gasto en el que podemos caer, especialmente las mujeres, cuando de ropa se trata. Un consumo impulsado desenfrenadamente por la publicidad que nos bombardea de información, haciéndonos sentir que el año no tiene cuatro estaciones sino que cincuenta y dos, y que cada semana hay una nueva prenda que se toma las vitrinas y nos hace sentir que nuestro closet está pasado de moda.

La historia de Joshua y Ryan comienza con algo en común. Ambos siendo jóvenes profesionales se sienten deprimidos y desmotivados. Pero Joshua un día consigue liberarse de ese malestar: conoce el minimalismo y lo empieza a aplicar en su vida cotidiana. Así, incentiva a su amigo a abandonar su estresante trabajo y lo anima a buscar su felicidad en la libertad económica, reduciendo sus gastos y buscándole un sentido más profundo a su vida laboral.

Tanto Joshua como Ryan habían crecido en familias disfuncionales. De adultos tenían mucha conciencia sobre la importancia de los vínculos afectivos con las personas.

Tiempo después de embarcarse en este nuevo estilo de vida, ya publicaban su primer libro juntos, incentivando a los lectores a poner en práctica lo que ellos mismos habían adoptado como un hábito.

En su documental, ”Minimalism”, Joshua y Ryan entrevistan a prestigiosos académicos que comentan, entre otras cosas, cómo a partir de la década de los 90, gracias, entre otras cosas, a la masificación de los productos fabricados en China a bajo costo, los norteamericanos han adoptado un modo compulsivo de consumo, adquiriendo mucho más de lo que necesitan, incrementándose, como consecuencia, el crecimiento del negocio del arriendo de bodegas.

El desarrollo el e-commerce también habría favorecido el consumo, dándole a los internautas la posibilidad de comprar las 24 horas del día, en todo momento y en todo lugar.

Los minimalistas, en cambio, reportan tener entre 50 y 100 objetos. Con ellos, les bastaría para trabajar, comer, viajar y satisfacer todas sus necesidades.

Pues bien, se imaginará el beneficio que tendría para el medio ambiente si dejáramos de producir, consumir y desechar miles de objetos que atentan contra los equilibrios medioambientales.

Vivir con poco y buscar experiencias simples pero felices no solo nos permitirá vivir más tranquilos, con menos estrés, sino que también estaremos colaborando para el bienestar de toda la humanidad.

Le aconsejo hacer su lista de objetos híper preciados. Luego, le desafío a acortarla a cien. Le aseguro que será posible. Otro ejercicio significativo es preguntarnos ¿esto lo quiero? ¿esto lo necesito? Posiblemente se dará cuenta de que las cosas que realmente necesita no son muchas. Si no, piense en alguna persona a quien realmente ha admirado, y las razones de ello. Estoy segura que en quien usted pensó no es quien ha acumulado más fortuna, sino alguien que seguramente en su vida lo hizo sentir querido y valorado como persona.

 

Enlace artículo: http://cosas.com/practicar-minimalismo-la-felicidad/